El tramado de corrupción que se manejó en ASOCAMBIO, oenegé creada en 2018 por exfuncionarios de Seguridad del gobierno del FMLN para administrar las tiendas penitenciarias, ha causado afectaciones en al menos 40 micro y medianas empresas que proveían de alimentos, algunas ya cerraron operaciones mientras que otras acarrean con grandes deudas.

Según han denunciado algunos proveedores afectados a este medio, la deuda que la oenegé mantiene con ellos es de $2,937,878.61, monto que la nueva administración no ha podido saldar debido a los procesos de investigación que están vigentes y hay cuentas congeladas.

ASOCAMBIO es una asociación «sin fines de lucro» que tenía como objetivo financiar, promover, desarrollar y administrar las 347 tiendas en las cárceles y granjas penitenciarias que comercializan alimentos. En la junta directiva participaba el exministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde; y el exdirector de Centros Penales, Marco Tulio Lima.

Los proveedores afectados cuentan que desde que iniciaron a proveer productos lo hicieron dirigido a la Dirección General de Centros Penales (DGCP), pero desde el 21 de diciembre de 2018 se les pidió, vía electrónica, que se facturara «con comprobante de crédito fiscal a nombre de la Asociación YO CAMBIO», así se lee en el correo enviado firmado por el coordinador de tiendas institucionales, pese a que el cheque que les entregaba salía de la DGCP.

José Mancía, encargado de Tienda El Mercadito, cuenta que ellos han ofrecido por más de 10 años productos de higiene, como detergentes y jabones, y alimentos a los centros penales. Solo a esta microempresa Centros Penales, a través de ASOCAMBIO, les adeuda $212,373.66.

«Se nos adeuda diversas cantidades que corresponden a entregas de productos realizados por nuestra parte sin que se nos haya cancelado, nos acarrea perjuicios económicos que afectan a nuestras familias, por cuanto en nuestra calidad de pequeños comerciantes dependemos de créditos a terceros que debemos honrar, lo que causa un desequilibrio para nuestras familias», dice Mancía.

«Nosotros entregábamos la factura a las oficinas de Centros Penales y luego, a los días, nos entregaban el cheque, nunca fue firmado por ASOCAMBIO sino como DGCP», explicó Kalessi Mejía, quien también proveía semillas.

Las autoridades de Seguridad y de Centros Penales han dicho que, según investigaciones internas, Asocambio recibió aproximadamente $14 millones entre el 2018 hasta junio del 2019, «pero que ese dinero no entró a las arcas del Estado, sino que se fue directo a dicha asociación».

En junio de 2019, el presidente de la República, Nayib Bukele, dijo que se dejaba sin efecto el contrato con ASOCAMBIO por indicios de corrupción y malversación de fondos de tiendas penitenciarias.

Bukele también aseguró que contratarían una auditoría privada, ya que «la Corte de Cuentas nunca auditó, para conocer a fondo el manejo que realizó la administración anterior con estas tiendas», aseguró.

Tienda El Mercadito en Santa Ana, Productos Betel, Alimentos Diversos Reyes son algunas de las pequeñas empresas que han sido afectadas por el endeudamiento. Por ejemplo, a Dissisa, que entregaron productos de limpieza, ropa y alimentos, les deben $237,000.

«Nos ha cerrado puertas, nos han detenido créditos y nosotros para solventar deudas con otros proveedores, hemos tenido que hacer prestamos hasta hipotecarios», detalló Mancía.

Todos estos proveedores comenzaron a entregar productos a centros penales desde hace más de cinco años, «nunca nos imaginamos que algo así iba pasar. A nosotros no nos compete como se hizo la ONG, el producto se entregó, nosotros queremos recibir nuestro pago, fuimos víctimas de esa creación y hemos llegado a la quiebra», lamentó Mancía.

El proveedor dice que el no recibir el pago les perjudicó en su empresa y, además, «atrás de nosotros, hay muchas personas afectadas, empleados, tuvimos que hacer recortes, aparte de la deuda pendiente y la pandemia. Nosotros seguimos pagando nuestros impuestos. Dicen que los cheques ya estaban hechos, pero faltaron unas firmas».

Según Bukele el dinero manejado por ASOCAMBIO se utilizó para para comprar autos y artículos de lujo. De acuerdo con el Diario Oficial del 28 de agosto de 2018, dicha asociación está conformada por el exministro de Justicia y Seguridad Pública Mauricio Ramírez Landaverde, como presidente; el exviceministro del ramo Raúl López como vicepresidente; Marco Tulio Lima, como secretario; José Roberto Nóchez, como síndico; Flor de María Hernández, como tesorera; Luis Alonso Barrera Peñate, como primer vocal; y Orlando Molina, como segundo vocal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here