El ciudadano Sergio Portillo presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) un escrito, en el que detalla que existen indicios de que el alcalde Ernesto Muyshondt comete los ilícito de desobediencia y contaminación ambiental agravada, según lo establecido en el Código Penal.

De acuerdo con el demandante, Muyshondt insiste en botar desechos sólidos en la planta de transbordo Aragón, que no tiene los permisos requeridos para el tratamiento de desechos sólidos.

Anteriormente, el Juzgado Ambiental que ventila el caso ordenó que se tramitaran los permisos para Aragón, o que se cerrara la planta, en un corto período. Sin embargo el alcalde Muyshondt, que busca reelección con ARENA, no ha tomado ningún paso para cumplir con la resolución

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here