«Muyshondt habló de plazas fantasmas, acá están las plazas fantasmas, toda esta gente no ha llegado un tan solo día a trabajar, lo tiene en un troll center y el contador es el que la Alcaldía paga y le ve la empresa de la familia de Suriano. Pruebas, pruebas, pruebas y hay más» expresó el ministro de trabajo ante los medios.

Es claro que al alcalde de San Salvador le temblaron las piernas y decidió pedir la renuncia de su trollcenter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here