La nueva directora del Instituto Salvadoreño de la Juventud  (INJUVE), Marcela Pineda, denunció diversas irregularidades encontradas en la institución, y que además hasta hoy no se han podido auditar $2.2 millones de fondos públicos debido a que la administración anterior de la exdirectora Yeymi Muñoz no entregó todos los documentos necesarios para transparentar el uso de fondos.

«Más de $2.2 millones de dólares que no han podido ser debidamente auditados de conformidad a las normas técnicas de auditoría, debido a que las autoridades anteriores no entregaron la documentación necesaria para realizar las auditorías y exámenes especiales», denunció Marcela Pinada quien además denunció otras irregularidades como el pago de planilla a empleados de INJUVE, sin las rúbricas de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here